jueves, 8 de mayo de 2014

Recuerdos de Asun Montilla

Por Asun Montilla:

MI PASO POR EL IES SERPIS

Tenia ganas de empezar ese periodo para conocer a los nuevos compañeros y a la vez temía no coincidir con los amigos y amigas con los que había crecido y compartido mi etapa escolar en el CP San Pedro hasta el momento.
Me atraía la idea de tener asignaturas nuevas y ¡ un profesor para cada una de ellas !, horarios diferentes y cambios de clase. Pero la gente me advertía: el instituto supone un gran cambio, hay que trabajar más y estudiar mucho; pues tendría exámenes de más de tres temas, o ¡ incluso trimestrales !. Los profesores ya no estarían tan pendientes de ti y tendría que esforzarme más.

En el colegio nos comunicaron que iban a construir un instituto nuevo en el terreno que había enfrente del cementerio, ese que tenía una barraca; por lo que cursaríamos en mi caso, 1º de la ESO en el colegio y pasaríamos en 2º al instituto. Me tranquilizaba un poco el hecho de que mi profesor de Francés y Geografía e Historia del colegio también vendría a mi instituto; por lo menos conocía a Ernesto, uno de los profesores.

Pensaba que, al estrenar instituto, seríamos los mayores del centro; pero no fue así. El primer año de instituto lo compartimos con los alumnos del IES Cabañal.
Unos días antes del inicio del curso colgaron el listado con las clases y los alumnos.
Tuve suerte: empecé el instituto en la clase de 2ºE y coincidí con gran parte de mis amigas. Poco a poco comenzamos a conocer compañeros que venían de otros centros: en el cambio de clase cuando salíamos al pasillo, en los desdobles de algunas asignaturas, en las optativas, …

Conforme pasaban los cursos se iban creando grupos, compartieses o no clase, formado por gente que congeniaba mejor según gustos y aficiones.

Las actividades organizadas por el instituto también ayudaban a conocer nuevos compañeros. Recuerdo especialmente tres viajes.
Gracias a Elena Camarero tuve la oportunidad de realizar, junto con el instituto Benlliure, un intercambio a Bourges (Francia): un viaje increíble en el que me acerqué a una cultura conviviendo con una familia, nuevos lugares y pude mejorar el idioma, con el añadido de compartirlo con Anaïs, mi “correspondance”, con la que hoy en día aún mantengo contacto. En ese mismo curso, 4º ESO, Chelo, Mº Jesús, y Manolo organizaron el viaje de fin de curso ( y de etapa ); ya que muchos compañeros no continuarían en Bachiller y por eso lo hacía más especial: fuimos a Tenerife donde pasamos una semana muy divertida junto con los profesores.

Pasados unos cursos en el Serpis, ya nos conocíamos todos más y la relación tanto profesores – alumnos, como entre nosotros, los alumnos, era más cercana.

Recuerdo en especial las clases de Biología con Pilar, que hizo despertar en mí el interés en este campo; de Tecnología con Tomás, Matemáticas con Juanjo, Filosofía con Yolanda; las clases de Francés con Elena, el Inglés con Chelo, la Historia con Carmen Tolosa, Religión con Mº Jesús y la Física y Química con Josep Rausell.

Llegó el paso a Bachiller y la palabra más usada en esos dos cursos, tanto por los profesores como por nosotros, los alumnos, fue “selectivo”. Esos tres días de exámenes en los que te “jugabas” tu futuro, temías que llegaran y a la vez deseabas que pasaran lo antes posible.
En el primer curso de Bachiller, nuestra profesora de inglés, Chelo, junto con Amparo y alumnos del IES Rascanya hicimos un intercambio a EEUU. Crucé por primera vez el charco para viajar a Bethlehem (New Hampshire) y pasar dos semanas en casa de Holly; tanto mis compañeros como yo aprovechamos al máximo esta gran oportunidad para practicar el inglés y crear amistad con gente de allí.
Recuerdo bien la primera mañana de selectivo en la que nos reunimos en la puerta del instituto y nuestros tutores, en mi caso Chelo, nos acompañaron hasta la puerta de la clase del examen. Hecho que valoré y agradecí, ya que me ayudó a calmar los nervios.

Mis estudios en el IES Serpis comenzaron en el 2003 y finalizaron en 2008, guardo un bonito y emotivo recuerdo de mi paso por el centro, del apoyo de los profesores y de los momentos vividos con los compañeros, en clase, los recreos, el pasillo apurando los descansos, …
Una vez finalicé mis estudios en el Serpis, hice una Diplomatura: estudié Fisioterapia en la universidad y actualmente compagino el trabajo con un Máster en Neurorehabilitación que estudio en Barcelona.

Hoy en día aún me viene a la mente los días de instituto. Mantengo contacto ocasional con la mayoría de compañeros de mi promoción, y mi grupo de amigos y amigas más cercano los conservo desde mi paso por él. Con ell@s continúo compartiendo risas y anécdotas, y estoy muy contenta de que continúen formando parte de mi vida, enriqueciendo con cada vivencia junt@s nuestra amistad.

Asun Montilla Ramos

4º ESO 2006
1º Bachillerato 2008